Un grupo de enfermeros, civiles y militares, realiza un estudio pionero y único sobre el trabajo del oficial de enfermería de la Guardia Civil en el rescate de personas migrantes en el marco de la misión "Tritón" en Italia, dependiente de la agencia europea Frontex #Acuarius

Militares inmigracion 1

"Quiero trabajar en un sitio que pueda aportar". Esta fue la motivación que llevó al enfermero Miguel Ángel Iglesias Blanco, capitán de la Guardia Civil, a embarcarse en el buque oceánico Río Segura. Así fue como participó en la Operación Tritón de la Agencia Europea de Fronteras (FRONTEX) en el mar Mediterráneo. Su experiencia en este dispositivo la ha convertido en un estudio de investigación, denominado 'Análisis de más de 1.400 intervenciones de enfermería en FRONTEX: Visión Policial vs. Humanitaria'. En el barco, el oficial enfermero es la autoridad sanitaria, pues es el único profesional de la salud presente en este tipo de dispositivos.

"El estudio se circunscribe a una misión del año 2015, entre los meses de septiembre y noviembre, en el marco de la operación Tritón, en Italia, en la que rescatamos a 1.300 personas migrantes en dos intervenciones diferentes. Estuve tres días seguidos atendiéndolos, prácticamente sin descansar", explica Miguel Ángel. Para plasmar todo esto en una investigación científica, constituyó un equipo de investigadores formado, principalmente por enfermeros procedentes de diversos ámbitos: Laura Mallada Rivero, especialista en Enfermería del Trabajo en el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Universidad de Oviedo; Antonio Blanco Yáñez, capitán enfermero del Servicio de Sanidad de la Dirección General de la Guardia Civil; Antonio López Puertas, comandante enfermero del Servicio de Sanidad de la Comandancia de Tarragona y David Pea Otero, enfermero y profesor de la Universidad San Rafael Nebrija.

"Somos la autoridad sanitaria. Lideramos rescates y cuidamos de las personas migrantes. Es una labor humanitaria impresionante", señala Miguel Ángel Iglesias, enfermero y capitán de la Guardia Civil

"Hace años que me di cuenta de que de la diversidad es de donde sacas el fruto. Por ello, les pedí apoyo y colaboración. Hemos logrado hacer un grupo muy dinámico. Nos enriquecemos mutuamente en las distintas investigaciones que llevamos a cabo. La mayoría somos doctores, civiles y militares, y esto es una gran ventaja para todo", afirma Miguel Ángel. En esta misma idea profundiza Laura Mallada. "Nuestra filosofía es la de unir a civiles y militares en una misma investigación. En mi caso aporto la metodología investigadora, el trabajo científico. En este sentido, la colaboración entre todos está siendo fructífera".


Equipo de investigación premiado
El trabajo realizado por el equipo de investigación enfermero, en aspectos vinculados con estudios de ámbito humanitario, ha sido reconocido con premios como el Muralla de Lugo 2018. De forma paralela, siguen participando en congresos tanto de ámbito enfermero como de sanidad general.

Militares inmigracion 2


Aunque el estudio se ha presentado en foros como el III Congreso Internacional de Sanidad Militar, celebrado en Santander en febrero de 2018, la investigación va a proseguir con los datos aportados por el comandante enfermero Antonio López Puertas, cuya misión finalizó el pasado mes de abril. "Uno de nuestros objetivos es analizar el tipo de patologías atendidas por el oficial enfermero de un buque oceánico de rescate de migrantes", detalla Laura Mallada. "Llevan a cabo operaciones de salvamento, de búsqueda y rescate. Además, realizan un análisis criminológico de las mafias que trafican con personas. Todo esto, al tiempo que efectúan las labores propias relacionadas con la asistencia sanitaria".

Las funciones del oficial enfermero en el buque las describe muy gráficamente Miguel Ángel Iglesias: "Todo y un poco más de todo", afirma. "Somos la autoridad sanitaria a todos los efectos. La base es la enfermería, pues solo está regulada la presencia de un enfermero. En ocasiones sí vamos acompañados por un médico, a raíz de la misión Tritón. Desempeñamos una doble función. De un lado, somos oficiales de la Guardia Civil y tenemos asignadas las responsabilidades propias de este rango. De otro, somos responsables de todas las cuestiones sanitarias, desde la cloración del agua hasta la traumatología o las dietas del resto de la tripulación. Obviamente, realizamos las consultas necesarias, el seguimiento de los pacientes, las vacunaciones, las urgencias... Incluso más, en operaciones como Tritón, cuando llegamos a puertos italianos, despachamos con las correspondientes autoridades, fiscal y sanitaria, informándoles de aspectos como las epidemias, posibles infecciones, etc. Tienes que darle a ellos el relevo sanitario de las personas que van a entrar en su país".

Militares inmigracion 5

Primera publicación sobre el tema
Según subraya Laura Mallada, "hasta el momento, no existían análisis publicados de las asistencias sanitarias en un buque de estas características, en los que solo van enfermeros". De ahí la importancia de la investigación. "Es la primera investigación autorizada sobre el rescate de personas migrantes en Europa", completa Miguel Ángel Iglesias. "Hemos analizado y valorado los cuidados, codificando las asistencias sanitarias a migrantes. En este aspecto, tanto la Guardia Civil como Frontex somos un referente en el rescate de personas". De hecho, la primera conclusión del estudio es la realización de "una labor policial eficaz, siendo la tarea humanitaria la más encomiable, pues la vida humana prevalece ante cualquier otro tipo de precepto". En este sentido, "el oficial de enfermería juega un papel relevante en la atención a migrantes".

Para la asistencia sanitaria, el enfermero cuenta con una sala propia de enfermería, equipada con camilla de exploración, material quirúrgico y equipos sanitarios como electrocardiograma, desfibrilador, maletín de reanimación con oxígeno, cámara de exploración externa, ecógrafo o esterilizador. Igualmente, puede recurrir a la telemedicina. "Es fundamental, cuando estás lejos de España. Envías los datos al Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla, que cuenta con el mejor servicio de este tipo que existe. Cuando conectas con ellos te solventan todo y te tranquilizan", afirma Miguel Ángel.

El equipamiento del buque oceánico Río Segura es uno de los más avanzados de su tipo en Europa. Cuenta con helipuerto, botes de rescate, grúa e incluso una plataforma para la acogida de personas rescatadas. Fue construido en los astilleros gallegos en el año 2010. "Es el mejor barco de rescate. De hecho, Frontex, recurre en muchas ocasiones a nosotros para que llevemos a puerto a las personas migrantes que otros rescatan, ya que es el que está mejor adaptado para la atención humanitaria".


Militares inmigracion 4

Un referente humanitario
El buque oceánico Río Segura es el único barco de cuantos forman parte de Frontex que cuenta con personal facultativo entre la tripulación, en este caso un enfermero a bordo. "Esto nos da mucho prestigio. Somos un referente humanitario para todos los países europeos que participan en este tipo de operaciones", destaca Miguel Ángel Iglesias, oficial enfermero de la Guardia Civil.

El primer enfermero navegante fue el capitán José Luis Polo Fernández. El embarque en estas operaciones es voluntario y su duración oscila entre los 30 y 45 días. La Guardia Civil cuenta con un grupo de unos quince enfermeros. "Es un orgullo pertenecer a este grupo. Unos con otros nos ayudamos para mejorar los cuidados. Especialmente tengo que agradecer a los más veteranos, porque han sido los que nos han enseñado a realizar nuestra labor en un ámbito tan complejo como éste. Puedes tener hasta dos misiones en un año, con destinos diversos como Italia, el Mediterráneo español o África, sobre todo la parte de Mauritania. En mi caso, vuelvo este verano", adelanta Miguel Ángel. "Aunque es un sacrificio personal, te compensa por la clase de trabajo que realizas, la labor humanitaria, y porque es un privilegio representar a tu país. También es una gran responsabilidad, porque muchas cosas dependen de ti, si ocurre una emergencia grave".


La misión Tritón
En el caso de la Misión Tritón, Miguel Ángel intervino en dos grandes rescates. El primero fue de 515 personas y se prolongó durante más de nueve horas, entre las 13:15 y las 22:45 horas. El segundo, de 625 migrantes, durante cerca de diez horas, entre las 13:50 y las 23:45 horas. "Terminas extenuado, física y psicológicamente", reconoce. "Tu objetivo es atenderlos en las mejores condiciones posibles, que nadie muera contigo. Sacas la fuerza de la capacidad que tenemos los enfermeros para cuidar. Siempre lo digo, es nuestro genoma. A esto añadimos las características propias de la Guardia Civil, mi segundo genoma, el auxilio al ciudadano. Lógicamente, vives momentos muy duros, cuando ves tanto sufrimiento. Parece que terminas tocado, pero los atiendes con humanidad y, al final, terminas saliendo reforzado de este tipo de situaciones".

"El rescate es una emergencia sanitaria pura y dura. Es como trabajar en una guerra. El enfermero se encuentra con pocos recursos...", describe Laura Mallada

Durante el rescate, la primera labor del enfermero es el triaje para detectar heridos y enfermos graves que necesitan asistencia inmediata; mujeres embarazadas; personas cuya atención puede posponerse... "Es una emergencia sanitaria pura y dura. Es como trabajar en una guerra. El enfermero se encuentra con pocos recursos y sin contar in situ con otro facultativo", señala Laura. "Haces todas las urgencias sin parar", completa Miguel Ángel. "Cuando llegan al buque, comienzas con el triaje, tomas la temperatura, realizas una valoración infecto-contagiosa, pues pueden venir con sarna u otras parasitosis... Y los vas situando en el barco, en función de su estado. Tenemos una sala de náufragos, con una capacidad cercana a las cien personas, donde ubicamos a las mujeres y los niños. A partir de ahí buscamos refugio para el resto de personas".

Lógicamente, en esta labor y en estos momentos, Miguel Ángel recibe el apoyo de sus 32 compañeros de la tripulación, a los que ha formado previamente. "Cuando comenzamos una nueva misión, los capacito en temas de educación sanitaria, medidas higiénicas, prevención y riesgos biológicos, enfermedades infecto-contagiosas, etc. Doy un curso de soporte vital básico y de empleo del desfibrilador para quien no lo sepa manejar".

Militares inmigracion 3

En los dos grandes rescates referidos, los principales problemas de salud estaban vinculados con desnutrición y hambre, déficits de higiene, alteraciones de la temperatura corporal, malestar general con cinetosis, mareos y vómitos y enfermedades infecto-contagiosas como la sarna. No obstante, Miguel Ángel destaca la resistencia a todas estas patologías demostrada por las personas migrantes. "Tienen una fortaleza increíble. Es impresionante lo que aguantan. Piensa que no son un día ni dos... Son seis meses desde que salen de Eritrea, Somalia, Nigeria… Cuando la epidemia de ébola, mis compañeros estaban preocupados por el riesgo de contagio. Pero yo los tranquilizaba, porque quien llega hasta aquí es muy fuerte. El que tiene una infección grave, desgraciadamente, se queda en el camino", explica Miguel Ángel.

Desde el punto de vista enfermero, para afrontar las situaciones que aparecen en los rescates, Miguel Ángel recurre a la herencia de dos grandes nombres de la enfermería: Florence Nightingale y Henri Dunant. "Cuando Florence Nightingale llegó a la Guerra de Crimea, basó sus cuidados en las condiciones nutricionales y la higiene. Esto es lo fundamental, sin olvidarnos, lógicamente, de los cuidados urgentes. De Henri Dunant, fundador de la Cruz Roja, tomo el principio de que nuestra asistencia tiene que ser universal, da igual de dónde procedas. Es lo que hacemos nosotros en el buque. Les damos el mismo cuidado que a un tripulante. Cuando los ves, su agradecimiento es impresionante".

El papel de las mafias
La identificación y el análisis de las principales rutas de inmigración de las personas rescatadas es otro de los objetivos de la investigación. De los rescates realizados en la operación Tritón en 2015, las procedencias más frecuentes son Ghana, Guinea, Somalia, Senegal y Nigeria. "Es la primera publicación que realiza un análisis criminológico de estas rutas", destaca Miguel Ángel, que además es académico de criminología en Sevilla.

Es el punto y final de una investigación, realizada por un grupo de civiles y militares, cuyas conclusiones destacan la relevancia de los oficiales enfermeros en el buque de rescate de la Guardia Civil. Realizan una labor compleja que puede mejorar su impacto futuro, como proponen, con la elaboración de nuevos protocolos acordes con las situaciones de migración que se encuentran.

El trabajo de la enfermería en la Guardia Civil

Militares inmigracion 6

Miguel Ángel Iglesias Blanco es enfermero y doctor por la Universidad de Santiago de Compostela. En la Guardia Civil tiene el grado de capitán y es el jefe del servicio sanitario de la Comandancia de Lugo. "La suerte que tenemos los enfermeros es que somos oficiales, del grupo A1, con lo cual puedes ser jefe de servicio. Tienes la posibilidad de acceder a estas responsabilidades, lo que te da una gran capacidad de desarrollo. Puedes hacer casi de todo. Tienes esa libertad", explica. "En mi caso, soy el responsable de la salud de los guardias civiles de la provincia, a todos los efectos. El día a día está muy vinculado con tareas de gestión, con las asistencias puntuales que vayan surgiendo, reconocimientos periódicos o específicos en el caso de los compañeros que vayan a participar en misiones internacionales, vacunación, seguimiento de las bajas, intervenciones quirúrgicas, valoración de la salud... Mi compañero del Servicio de Sanidad, el Guardia Civil Santiago Neira, que realiza la labor administrativa, juega un papel clave, pues no solo realiza esta labor burocrática, sino que participa en los procesos, se preocupa por la salud de los compañeros, si falta algún informe".

Al margen de lo anterior, el trabajo de Miguel Ángel se desarrolla en ámbitos muy diversos. "Tienes la oportunidad de dar apoyo sanitario en los diferentes servicios operativos. Por ejemplo, si hay ejercicios de tiro, pues vas a las instalaciones del campo y atiendes a lo que te corresponda. En ese caso, vienes a las siete de la mañana a la Comandancia, completas las tareas de gestión diarias y te desplazas al lugar del operativo de tiro y, posteriormente, sigo con la consulta".

En su día a día, Miguel Ángel mantiene un trato muy directo y familiar con sus compañeros. "El centro sanitario de la Guardia Civil te da la capacidad de hacer un trabajo y cuidado personalizado, con cercanía y calidad. Es muy agradecido. Ahora mismo tengo las bajas y las lesiones de los compañeros, del fin de semana. Los llamo, los cito, los veo y les pregunto si necesitan algo. Esto me gusta, sobre todo la visión global. En el caso de bajas psicológicas, más complejas y con sus propios protocolos, pues también intervengo, coordinando todos los recursos asistenciales".

La formación es otro de las funciones de Miguel Ángel Iglesias. "Hace poco formé a los compañeros del SEPRONA en medidas preventivas y primeros auxilios, frente a riesgos de picaduras de garrapata, fiebre de Crimea-Congo... O con los compañeros de Tráfico, igual. Ahora, estoy preparando otra para que sepan cuál es la primera intervención sanitaria en caso de un atentado terrorista". 


En clave: primer trabajo científico de esta tipología

Uno de los grandes valores del trabajo de investigación "Análisis de más de 1.400 intervenciones de enfermería en Frontex: Visión Policial vs. Humanitaria" es que se trata del primer estudio de su tipología, realizado además por enfermeros. La investigación aporta numerosos datos de interés.

1. Carácter humanitario. El servicio de la Guardia Civil en Frontex, especialmente en la misión Tritón, suele tener un carácter policial. No obstante, siempre prioriza la labor humanitaria, pues la vida humana prevalece sobre cualquier otro tipo de precepto.

2. Mejoras. La experiencia del oficial enfermero en este tipo de misiones manifiesta la necesidad de dotar a los buques con las mejores tecnologías de la comunicación posibles, así como de más recursos humanos y materiales de carácter sanitario.

3.- Patologías atendidas. En la operación Tritón en 2015, las principales patologías atendidas estuvieron vinculadas con el déficit nutricional e higiénico de las personas migrantes, junto con enfermedades infecto-contagiosas y malestar general. En menor medida, también registraron numerosas contusiones y policontusiones, quemaduras y cefaleas. En total, registraron un cuadro de patologías compuesto por una quincena de categorías.