La Asociación Cultural Beguinas de Teruel, de la que forman parte varias enfermeras, participa cada año en la tragedia de los Amantes

Beguinas teruel 1"Son mujeres laicas, seglares, que residen en la ciudad y participan en la vida cotidiana. Viven de su trabajo: cuidan de los enfermos, de su higiene y limpieza, ofrecen asistencia sanitaria, educan a los niños, atienden a los pobres, amortajan a las personas muertas y los acompañan en sus sepelios...". Así define a las beguinas Visitación García, historiadora y vicepresidenta de la Asociación Cultural Beguinas de Teruel. Eran mujeres cristianas que en la Edad Media llevaban una forma de vida religiosa, diferente a las clausuras de los conventos y monasterios y con cierta independencia de la jerarquía eclesiástica. Visitación se inspiró en su figura para formar el grupo de mujeres llamadas "Madres Beguinas" con el fin de participar en las representaciones de las Bodas de Isabel, la recreación de la historia de los amantes de Teruel, que cada mes de febrero llevan a cabo en la ciudad aragonesa.

Beguinas banderinDesde su fundación, en el año 2000, la presidenta de la asociación de beguinas es Pilar Goded, supervisora de la Unidad de Toco-Ginecología del Hospital Obispo Polanco, en Teruel. "Muchas de las que comenzamos somos enfermeras o profesionales relacionadas con la sanidad. Trabajamos en Cruz Roja, Manos Unidas, residencias de ancianos... También hay abogadas, trabajadoras sociales... Todas tenemos relación con el ámbito social y este es el mismo papel que realizamos durante las representaciones de la leyenda: cuidado de pobres, leprosos..." explica Pilar. "Además, muchas tenemos niños o nietos pequeños, que nos acompañan también en las representaciones, vestidos como indigentes. Son pobres de Dios, a los que atendemos y educamos".

"Las beguinas son mujeres laicas, seglares, que residen en la ciudad y participan en la vida cotidiana. Viven de su trabajo: cuidan de los enfermos, de su higiene y limpieza, ofrecen asistencia sanitaria, educan a los niños, atienden a los pobres...", describre Visitación García, historiadora y vicepresidenta de la asociación

Las madres beguinas son uno de los 150 grupos que participan en la representación de la leyenda. Visitación García fue la responsable de documentar históricamente la existencia del grupo y de definir su indumentaria. "Llevaban una indumentaria austera, en contraste con la riqueza de la población noble. Nosotras salimos pobres, con ropas rústicas, de tonos beige y marrón. Transmitimos una imagen de mujeres mayores a quienes se tiene mucho respeto en la ciudad. Acompañamos a los templarios hospitalarios y generamos un ambiente de misticismo y recogimiento en el funeral". Su estética, cuando comenzaron a desfilar, hace casi veinte años, llamó mucho la atención, según recuerda Pilar Goded. "Imagínate. Al principio nos confundían con monjas, pues lo parecíamos, con nuestro vestido austero de tono crudo y la capa parda, completamente tapadas, con el pelo recogido. Con el tiempo, hemos logrado un gran carisma, hemos obtenido muchísimo respeto, porque nuestra presencia llama mucho la atención a todo el público".

Al margen de la participación en la leyenda, durante el resto del año también organizan actividades, muchas de ellas encaminadas a difundir el conocimiento de la figura de las beguinas. Para ello, han organizado conferencias impartidas por las principales expertas españolas en el tema, como la profesora de la Universidad Pontificia de Comillas en Madrid. "Queremos vincular su figura con la sociedad actual", explica Visitación, "al tiempo que mantenemos también una relación muy estrecha con el convento de monjas clarisas de Teruel, que nos han ayudado en todo desde el principio". Igualmente, en las semanas previas a la representación, se reúnen con el fin de preparar todo y de ensayar los cantos gregorianos en latín con los que acompañan, a modo de jaculatoria, la procesión de los féretros de los amantes por las calles de Teruel.

"Todas tenemos relación con el ámbito social y este es el mismo papel que realizamos durante las representaciones de la leyenda: cuidado de pobres, leprosos..." explica Pilar Goded


Beguinas Teruel 2La historia y origen de las Beguinas
Las beguinas fueron mujeres cristianas que en el siglo XII, en Flandes, Brabante y Renania, decidieron agruparse para vivir juntas su deseo de entrega a Dios y a los más necesitados. Se dedicaban a la oración, al cuidado de los enfermos y al trabajo manual.

Según indica la historiadora Visitación García, en Teruel y en la comunidad de Aragón hubo beguinas que vivían en comunidades pequeñas, en grupos de dos o tres personas, en el entorno de los hospitales que existían en la época.


La tragedia de los amantes
Cada año, el tercer fin de semana de febrero, la Fundación Bodas de Isabel organiza la recreación de la tragedia de los Amantes de Teruel, Isabel de Segura y Juan Diego de Marcilla. La historia tuvo lugar en la ciudad aragonesa en el s. XIII y se representa desde 1996.En total, participan 150 agrupaciones, que interpretan a los diferentes gremios y sectores de la población de la época. Entre ellas, destacan las Madres Beguinas, cuidadoras de los pobres de Dios. Entre sus integrantes hay varias enfermeras. De hecho, su presidenta es la directora de Enfermería del Hospital Obispo Polanco, Pilar Goded.Según explica Visitación García, vicepresidenta del colectivo e historiadora, "la ciudad entera se convierte en un escenario donde los diferentes grupos representamos a la sociedad turolense de la época".

Beguinas teruel 3

Así es la recreación:
La representación de la tragedia de los Amantes de Teruel se desarrolla el tercer fin de semana de febrero. En primer lugar, el jueves, comienza todo con el anuncio de la muerte en la guerra de Juan Diego de Marcilla, el amante de origen humilde. Se trata de una mentira que desencadena el funesto destino, porque Isabel accede a casarse con el candidato elegido por su padre, Pedro de Azagra, en una boda concertada por interés económico. Este pasaje se representa el viernes.

A continuación, el sábado, Juan Diego de Marcilla llega a Teruel, cumplido el plazo que le dio Isabel para esperarle. Una vez se encuentran, ella le niega un beso, por estar ya casada. Como consecuencia, el joven amante, roto de dolor, muere por amor, mientras el público contempla la escena en la plaza del Torico.

Al día siguiente, el domingo, durante el funeral, Isabel se acerca a Diego para darle el beso que la noche anterior le negó. En ese mismo instante cae muerta sobre el cuerpo de su amado. Cuando el pueblo conoció la triste historia, decidió enterrarlos juntos y comenzó la leyenda de “Amantes de Teruel”.En el marco de esta recreación, las madres beguinas tienen su propia jaima, ubicada en la plaza de las Monjas. Desde este lugar parten cada día para realizar las diferentes representaciones. Destaca, sobre todo, su participación en los funerales del domingo, entonando cantos gregorianos en latín.

 

Beguinas, enfermeras y amantes de Teruel. Una mirada fotográfica

La jaima de las beguinas es un habitáculo de beguinas y pobres de Dios.
Se trata de una elaboración artesanal con telas de saco

Beguinas teruel 4Representación del grupo de Madres Beguinas.
Y pedían el pan nuestro de cada día... reposando en el camino con los pobres.
(Fotografía del año 2006)

Beguinas teruel 5

Madres beguinas.
Desfile entonando los cantos lastimosos del funeral en latín

Beguinas teruel 6

Obras de caridad. Así como las Obras de Misericordía.
¡Visitar al enfermo, dar de comer al hambriento!
(Izquierda, fotografía de Agustín López)

Beguinas teruel 7

 


Lee el reportaje completo en la revista Enfermería en Desarrollo
El reportaje sobre las Beguinas de Teruel está publicado en el nº 17 de la revista Enfermería en Desarrollo, correspondiente a los meses de marzo a mayo de 2018. 

y lee todos los contenidos.