Formación en competencias

Los estudios de grado forman en competencias, a diferencia de los de diplomatura que se organizaban en torno a asignaturas y contenidos tanto teóricos como prácticos

Introducción
EnfermeriaEspanaEuropa01En los últimos años hemos asistido a importantes cambios en todas las esferas de la vida, y entre ellas en la formación de los enfermeros y enfermeras. Esta ha pasado por diferentes procesos educativos, desde una formación más técnica que conducía al título de Ayudante Técnico Sanitario, a otra universitaria con la diplomatura en enfermería y, después de muchos años, a la formación de grado, que equipara a nivel académico todas las titulaciones universitarias.

A esta oferta formativa se llega, por un lado, por la convergencia del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), que no tiene como objetivo homogeneizar los sistemas de Educación Superior sino aumentar su compatibilidad y comparabilidad, respetando su diversidad. El EEES se contempla como un espacio abierto en el que no existen obstáculos a la movilidad de estudiantes, titulados, profesores y personal de administración, y se articula en torno al reconocimiento de titulaciones y otras cualificaciones de educación superior, la transparencia y la cooperación europea en la garantía de la calidad.

Culmina la convergencia de casi 50 países en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) con el Proceso de Bolonia, que tiene un objetivo esencial, mejorar la empleabilidad de los graduados universitarios, facilitando su adecuación a las demandas reales de los puestos de trabajo. Mediante una estructura de enseñanzas común (en tres ciclos consecutivos), grado, máster y doctorado, una valoración de trabajo compartida (créditos ECTS), criterios similares de calidad para los estudios, y un modelo de titulación comprensible para todos.

Gracias a ese enfoque, el mercado laboral contará, tanto por el lado de la oferta como de la demanda, con un abanico de Grados que facilitará el aprendizaje de capacidades, además de impartir conocimientos teóricos. Y a su vez, ofrecerá a los universitarios la opción de especializarse en una determinada materia profesional o académica a través de Máster oficiales.

Por otro lado, importante es tener en cuenta la Directiva 2005/36/CE del Consejo Europeo de reconocimiento de cualificaciones profesionales. Esta directiva tiene como objetivo hacer más eficiente el sistema de reconocimiento mutuo de las cualificaciones existente en la Unión Europea (UE) y, con ello, facilitar una mayor y mejor movilidad de los trabajadores cualificados en la UE.

EnfermeriaEspanaEuropa02La formación enfermera en España
Los estudios de enfermería en nuestro país conducen a la obtención de un grado de cuatro años y de 240 ECTS, o créditos europeos. El cómputo total se sitúa alrededor de las 6.200 horas lectivas, entre clases, seminarios, prácticas de laboratorio, trabajo personal del estudiante y sobre todo 2.300 horas de prácticas asistenciales. Los estudios se imparten en universidades públicas, privadas y centros adscritos a la universidad.

Una característica de estos nuevos planes de estudios es el cambio de paradigma educativo, que supone “un sistema educativo orientado al estudiante, una concreción mayor en la formulación de objetivos, la potenciación de las competencias y habilidades que el estudiante ha de adquirir, la preeminencia de los outputs sobre los inputs, el énfasis en la inserción laboral, el cambio de rol del profesor y, naturalmente, la adopción de nuevos métodos pedagógicos en la práctica docente y una evaluación basada en los resultados de aprendizaje”. (Aneca, 2005).

La formación actual hace que las enfermeras
españolas sean de las mejor valoradas por su
competencia en el cuidado y sus técnicas y, por
tanto, requeridas en muchos países

Los estudios de grado forman en competencias, a diferencia de los de diplomatura que se organizaban en torno a asignaturas y contenidos tanto teóricos como prácticos. Las competencias que adquieren los graduados están relacionadas con el rol autónomo como responsable de cuidados enfermeros, pero también con el rol delegado. Asimismo adquieren competencias transversales como el trabajo en equipo, el autoaprendizaje, resolver problemas profesionales, desarrollar una actitud crítica y reflexiva, resolver problemas éticos, entre los más destacados. La formación actual hace que las enfermeras y enfermeros españoles sean de los mejor valorados tanto por su competencia en el cuidado como por las técnicas, y por tanto requeridos en muchos países para ejercer su profesión. Su campo de actuación es amplio y variado, desde centros hospitalarios, en todas y cada una de sus especialidades, a centros de atención primaria, sociosanitarios, escuelas, entre otros.

La formación enfermera en Europa
Existe una variabilidad tanto en la duración de los estudios, como en el número de créditos, así como en la naturaleza de las instituciones que imparten las enseñanzas. En cuanto a los contenidos formativos, no existen diferencias ya que todos los programas en enfermería se orientan a la adquisición de competencias.

Un repaso por algunos de los países europeos pone de manifiesto algunas diferencias y similitudes. En las universidades de los países nórdicos, ya aparecen ciertas diferencias entre ellas, en Suecia los estudios son de tres años, 180 créditos ECTS y se imparten en las universidades. Esto significa que además de estudiar los grados o “bachelor,” como se denomina en la mayoría de países europeos, se pueden estudiar másteres oficiales y programas de doctorado. Los estudios conducen al título de enfermería generalista y las enfermeras realizan cuidados básicos y técnicas.

En Finlandia la duración es de 3 años y medio y 210 créditos, y conduce al título de bachelor. Los estudios se imparten en Universidades denominadas de Ciencias Aplicadas. Esto significa que para continuar con los estudios de másteres oficiales y doctorado se debe ir a universidades “científicas” donde se imparten todos los niveles universitarios (Grado, Máster y Doctorado).

En Escocia, para completar el programa de estudios en enfermería, puede hacerse tanto a través del bachelor de tres años de duración o el de cuatro años. Los estudios de enfermería están organizados en áreas, como del adulto, del niño o de salud mental. El primer curso es igual para todos los estudiantes pero a partir del segundo curso en cada una de las áreas descritas. El acceso al mercado laboral está ligado a esta formación.

Enfermería es una disciplina dinámica que tiene que
estar al corriente de las nuevas maneras de hacer,
para responder a las demandas de la sociedad

Alemania, quizás es el país que menos cambios ha hecho para la convergencia europea en los estudios de enfermería. La formación es de tres años, se imparte en los hospitales y las funciones de enfermería son muy técnicas y dependientes del médico. Aunque recientemente algunas universidades, como la de Berlín han empezado a impartir el bachelor de cuatro años de duración y 240 créditos, con formación en competencias y en la universidad.

En Bélgica, los estudios son de bachelor, de tres años de duración y 180 ECTS. Se imparte en centros de educación superior, los Colleges. El primer año es común para los estudios de enfermería y de matrona. Las competencias de las enfermeras son tanto del ámbito del cuidar como de las técnicas.

En Holanda, los estudios son de bachelor, de cuatro años de duración y 240 ECTS. Se imparten al igual que en Finlandia en las Universidades de Ciencias Aplicadas. Título de enfermería generalista, pueden continuar con estudios de máster, pero para el doctorado también deben llevarlo a cabo en las universidades científicas.

En la República Checa, los estudios conducen al título de bachelor, tienen una duración de tres años y 180 ECTS (4.600 horas en total, de las cuales el 50% es una preparación práctica). Se imparten en la universidad, y educa a los profesionales para ofrecer de forma independiente la atención y el apoyo individual a los individuos sanos y enfermos, las familias y las comunidades en el entorno natural y social en el que viven.

EnfermeriaEspanaEuropa03En Hungría, la educación enfermera tiene diferentes niveles: el diploma de enfermería de tres años de duración y 4.600 horas y el bachelor, de cuatro años de duración y 240 ECTS, impartidos en los “colleges”, que están situados junto a las grandes universidades médicas. Título de enfermería generalista.

En Turquía, los estudios son de bachelor, tienen una duración de cuatro años en la Universidad y 240 créditos ECTS. Su objetivo es la formación de enfermeras que prestan servicios de salud y de atención según las normas mundiales con un enfoque innovador, cooperativo, de investigación y humanístico con el fin de mejorar y promover la salud de la comunidad.

En Italia, los estudios son de grado, tienen una duración de tres años y 180 créditos ECTS. Es un título generalista y se lleva a cabo en la universidad. Contempla al igual que todos los países europeos una dedicación del estudiante en su formación práctica de 2.300 horas.

En Portugal, los estudios también son de licenciatura, tienen una duración de cuatro años y 240 créditos ECTS. Se llevan a cabo en Escuelas Superiores, adjuntas a universidades.

Para concluir, por un lado, situaríamos la educación enfermera, tanto en España como en el resto de los países europeos citados, en dos grandes bloques: aquellos países que ofertan tres años y 180 ECTS y aquellos otros con cuatro años y 240 ECTS.

Por otro lado, en relación al ámbito institucional en el que se imparten los estudios, todos ellos son centros de educación superior, distinguiendo entre las universidades científicas y las universidades de Ciencias Aplicadas. Por último, resaltar que independientemente de que los centros universitarios ofrezcan 180 o 240 ECTS, todos los estudiantes realizan como mínimo 2.300 horas de prácticas en centros asistenciales.

EnfermeriaEspanaEuropa05

 

Práctica enfermera
Los cambios en los que estamos sumergidos, también quedan patentes en lo referente a la atención de la salud y a aspectos económicos. Estos cambios afectan a la profesión enfermera y por ello se le exige a los profesionales de esta disciplina que tengan una gran capacidad de cambio y de adaptación.

Enfermería es una profesión que proporciona cuidados, aplica conocimientos y técnicas específicas de su disciplina, basándose en el conocimiento científico. Es una disciplina dinámica que no se puede estancar, tiene que estar al corriente de las nuevas maneras de hacer, informaciones, técnicas y todas las novedades surgidas en torno a su profesión, de modo que pueda responder a las demandas y cambios de la sociedad.

Los cambios vienen determinados por la situación actual, que en lo referente a la atención de la salud destaca:

• Una preocupación por el gasto sanitario y la necesidad de disminuirlo sin que repercuta en la calidad de la atención que se presta. Por ello han incrementado las unidades de corta estancia, el número de diagnósticos y tratamientos ambulatorios, la hospitalización a domicilio, los hospitales de larga estancia, los hospitales de día, entre otros.

• El envejecimiento de la población, la aparición de nuevas enfermedades, el aumento de pacientes con enfermedades crónicas y degenerativas, las dependencias físicas, psicológicas, etc. Todo ello implica mayor complejidad en los cuidados que requiere el paciente.

• El aumento de la demanda de los usuarios de recibir una atención integral de calidad, lo que implica una atención humanizada y exige que los cuidados que recibe sean continuados y coordinados a nivel de servicios hospitalarios, extra hospitalarios y de los diferentes profesionales de salud que intervengan en su proceso de salud-enfermedad.

La disciplina enfermera, ante estos nuevos horizontes, ha desarrollado y perfeccionado nuevos roles profesionales tales como la gestión de casos, la coordinación de procesos, la gestión de competencias avanzadas, las community matrons, la enfermera psicosocial, la enfermera del duelo, la enfermera líder clínica, entre otros. Todos estos nuevos roles surgidos en relación a la profesión enfermera, ubican al paciente y la familia en el centro de los cuidados, realizando una coordinación de la atención que recibe el usuario por parte de los diferentes profesionales de salud y los distintos niveles asistenciales.

EnfermeriaEspanaEuropa04No obstante para tener una visión amplia del panorama europeo en cuanto al ámbito asistencial, destacamos dos visiones fundamentales en relación a la práctica profesional. Por un lado aquella visión anglosajona, basada en el modelo de Patricia Benner “del aprendiz al experto” en el que manifiesta que la enfermera adquiere diferentes niveles de destreza en su práctica. Es decir, el nivel de competencia de una enfermera recién graduada es proporcionar cuidados básicos. Para llevar a cabo otras actividades más complejas o más técnicas se requiere más formación complementaria. Esto nos lleva a reflexionar cómo en algunos países se minusvalora esa competencia tan básica, pero a la vez tan fundamental para la disciplina enfermera como es el cuidar.

Por otro lado, la visión del resto de los países, en el que las enfermeras y enfermeros recién titulados ya llevan a cabo actividades y habilidades del ámbito más técnico paralelamente a los cuidados básicos que precisan los pacientes.

Para finalizar, no podemos olvidar que la complejidad en el campo de actuación tiene que ir ligada a una mayor formación profesional. Sin embargo, para ubicar a la persona en el centro de la atención, la mejor propuesta profesional sería la de situar tanto el cuidado como la destreza técnica en un mismo plano de importancia.


REFERENCIAS
1. Garcia, J.A. (2006). Què és l’Espai Europeu d’Educació Superior? Publicacions UB
2. DIRECTIVA 2005/36/CE DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 7 de septiembre de 2005. Diario Oficial de la Unión Europea 30.9.2005
3. Drennan, V. et al. Establishing new nursing roles: a case study of the English community matron initiative. J Clin Nurs. 2011; 20 (1): 2948-2957.
4. Arving, C.; Holmströng, I. Creating a new profession in cancer nursing? Experiencies of working as a psychosocial nurse in cancer care. J Clin Nurs. 2011; 20 (1): 2939-2946.
5. http://www.aneca.es/var/media/150360/libroblanco_jun05_enfermeria.pdf