Las enfermeras del Centro de Salud "La Chopera" de Alcobendas, en Madrid, son las responsables de valorar a las personas que acuden sin cita previa. De esta manera, identifican los casos que sí son urgentes, aumentando la seguridad del paciente y mejorando la visibilidad de la profesión.

Enfermeria primaria Alcobendas ed

Solucionar un problema recurrente en el ámbito de la Atención Primaria como es el paciente sin cita y potenciar, con ello, el papel de la Enfermería Comunitaria. Es la intención de la iniciativa emprendida por los profesionales del Centro de Salud "La Chopera" de Alcobendas, en Madrid. Los enfermeros son los responsables de valorar a los pacientes sin cita previa. Carlos Santos, responsable de enfermería, explica la dinámica: "Cuando llegan, en administración le dan una cita inicial con su enfermera y otra posterior con su médico. Primero, nosotros valoramos el motivo de la consulta, a través de la anamnesis, toma de constantes y otras pruebas diagnósticas. Clasificamos la prioridad de la atención, si puede esperar o no, y lo derivamos al médico, si es necesario".

Una de las particularidades de la iniciativa es que todos los enfermeros, 16 en total, reciben en sus consultas a pacientes sin cita. "El triaje no se emplea de manera habitual en Atención Primaria, solo en momentos puntuales como en la epidemia de Gripe A. Instaurar una consulta de enfermería para clasificar a todos los pacientes sin cita es un recurso excesivo, pues la demanda diaria de este tipo de pacientes oscila mucho. Esto supone, al mismo tiempo, dejar desatendida a la población que le corresponde en su consulta habitual. En nuestro caso, todos vamos intercalando nuestras citas programadas con los pacientes sin cita que pertenecen a nuestro cupo", indica Carlos Santos. ¿Cómo consiguen no demorar todo? "Pues hemos introducido 'horarios colchón' que dejamos libres para poder atender a los pacientes que llegan sin cita, exceptuando la primera hora, cuando sólo nos dedicamos a las extracciones o a las visitas domiciliarias previstas".

“Queremos que la enfermera pueda hacer una consulta finalista con capacidad de resolución", asegura Carlos Santos, responsable de enfermería del centro de salud "La Chopera"

Este modelo ha aumentado por encima de la veintena las consultas de enfermería al día. "Rentabilizamos nuestro trabajo y le damos nuevos contenidos. Hasta ahora, veíamos al paciente crónico: hipertenso, diabético... Ahora, abordamos al agudo, que solo veía el médico. Con la educación sanitaria y el aumento del autocuidado, disminuye la atención diaria, por lo que debemos ser capaces de captar aquella población que habitualmente no acude a la consulta de enfermería y hacerla rentable en términos de eficacia y eficiencia, evitando que se amorticen plazas. Cuando vemos una persona sin cita, por ejemplo, si tiene obesidad podemos hacer con él educación para la salud. O incluso sensibilizarlo para que acuda a una consulta programada y no utilice la vía de acceso sin cita". Además, en muchos casos, son las propias enfermeras quienes resuelven la consulta. "Hay procesos que pueden ser atendidos con autonomía por enfermería, es decir, una consulta finalista, en casos como heridas, TCE leves...".

Este método de trabajo funciona desde 2015. Desde la implantación de este protocolo, no se ha puesto ninguna reclamación por espera innecesaria, hemos incrementado la seguridad del paciente y en la encuesta de satisfacción  ha aumentado la valoración de la enfermería. "Además, detectamos varios casos de urgencias reales que  atendimos correctamente al haberlos visto con celeridad. Solo por eso, ya ha merecido la pena", concluye Carlos Santos.


Cuatro aspectos destacados del triaje del paciente sin cita previa por enfermería
1. La seguridad del paciente
. "El proyecto nace ante la preocupación por garantizar la seguridad del paciente, para atender de manera correcta todas las urgencias reales", subraya Carlos Santos, responsable de enfermería del Centro de Salud "La Chopera". Además, su puesta en marcha no requiere recursos humanos o materiales adicionales, según la experiencia planteada por el centro de Alcobendas.

2. Visibilidad enfermera. "Gracias a esta iniciativa, el paciente ha percibido que la enfermera no solo está para tomar una tensión... Éramos hacedores de técnicas. Ahora no, ahora somos nosotros quien lo vemos primero y valoramos", subraya Carlos Santos.

3. Autonomía enfermera. Potenciar la labor de enfermería, reconociendo su autonomía y su capacidad para resolver y gestionar la demanda indemorable de procesos agudos es una de las principales aportaciones del trabajo que están realizando las enfermeras del Centro de Salud "La Chopera" de Alcobendas.

4. Enfermería de alta resolución. Para Carlos Santos el final de este camino es la puesta en marcha de la consulta de alta resolución, "donde seamos capaces de valorar, establecer un diagnóstico enfermero y dar una solución a la demanda planteada sin necesidad de intervención médica.


Finalista de los Premios Enfermería en Desarrollo 2017
El proyecto de las enfermeras del Centro de Salud de "La Chopera" fue finalista de los Premios Enfermería en Desarrollo 2017, en la categoría de Trabajo Enfermero. La candidatura presentada se denominaba "Potenciar el papel de enfermería en Atención Primaria. Triaje del paciente sin cita previa". En la web de los premios puedes consultar todos los detalles de la candidatura, en este enlace.


Modelo para la Comunidad de Madrid
En declaraciones a Enfermería Tv, el Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha adelantado que el modelo del centro de salud "La Chopera" va a introducirse en otros centros de atención primaria de la Comunidad de Madrid. "Hemos visto que es un modelo de éxito, por lo que vamos a trasladarlo a otros centros".