Ya está disponible el pdf del número 22 de la revista Enfermería en Desarrollo, correspondiente a octubre de 2019. ¿A qué esperas para descargártelo?

Portada revista ed 22Definitivamente las enfermeras ya hemos roto las fronteras de las consultas y los despachos, hemos salido del ámbito exclusivamente sanitario y hemos dado un paso al frente, levantado la mano y alzado la voz para contar a la sociedad que somos agentes de salud y promotoras de hábitos de vida saludable. Así lo demuestran todos los ejemplos que proponemos en este número de la revista. Es así con el trabajo de promoción de las donaciones del Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid, con un programa basado en el aprendizaje servicio. Llevan siete años de trayectoria con cifras espectaculares. El curso pasado participaron en sus actividades 1.200 estudiantes de enseñanza secundaria de trece institutos. Esto lo han conseguido gracias al liderazgo de dos enfermeras, con el inestimable apoyo de todos sus compañeros y del conjunto de la comunidad educativa con la que han trabajado.

Salir del centro de salud para integrarse en la comunidad, conocer sus necesidades y aportar el trabajo propio y colectivo para resolverlas es lo que han hecho durante 30 años en el Centro de Salud Vicente Soldevilla del barrio de Vallecas, en Madrid. Su modelo de atención comunitaria ha inspirado a otros muchos servicios. En estos tiempos de crisis, sus principales promotores están culminando su trayectoria profesional en el sistema sanitario. Como herencia y punto de partida para el futuro, han producido un documental, "Los cuidados", y un libro que muestran el valor del cuidado frente a la desigualdad. Este material debiera ser de visionado y lectura imprescindible para reorientar hacia donde debe caminar la Atención Comunitaria en los próximos años. En este mismo plano se mueve el libro 'Historias de antes que estimularán tu mente ahora', escrito y editado por cuatro profesionales sanitarias de la residencia Virgen de Peñarroya de Argamasilla de Alba (Ciudad Real) para subrayar la importancia de la estimulación cognitiva en las personas mayores.

El compromiso de la enfermería también se refleja con fuerza en la cooperación. Las enfermeras de Salvamento Marítimo Humanitario desempeñan un papel destacado en la atención a los 5.000 personas del campo de refugiados de Chíos, donde son las únicas provisoras de cuidados. Este trabajo es cada vez más reconocido, como ha ocurrido con Salvador Mora, enfermero del Equipo Técnico Español de Ayuda y Respuesta a Emergencias -START- de AECID, quien ha recibido la Orden de Mérito Civil del Ministerio de Asuntos Exteriores.

Y es que las enfermeras somos grandes divulgadoras de salud, como atestigua el ejemplo de José Gilberto Moreno, quien desde la dirección del Museo Elder de la Ciencia y la Tecnología en Las Palmas de Gran Canaria ha desarrollado un área de bío-salud donde colabora con el Servicio Canario de Salud en la promoción de los hábitos de vida saludable entre sus 200.000 visitantes anuales. Históricamente, también lo comprobamos en la tesis doctoral sobre el impacto de la gripe española de Laura Almudéver. Toda esta labor difusora está dando sus frutos, poco a poco. Así lo demuestra la iniciativa del Ayuntamiento de Onda, en Valencia, que va a contratar a siete enfermeras escolares para sus centros educativos. Es solo un ejemplo, pero muy significativo.

Mientras tanto, las enfermeras siguen avanzando con nuevos procesos, como el equipo de terapia intravenosa de Osi Araba en el País Vasco; el servicio de Fisioterapia Cardiorrespiratoria de la Universidad CEU Cardenal Herrera en Valencia; o el cuidado de la piel de las mujeres con cáncer de mama que está llevando a cabo con una gran sensibilidad la enfermera Mª Ángeles Arias en su clínica de estética en Alcalá de Henares, Madrid.
En definitiva, haciendo nuestras las ideas de Antonio Torres, las enfermeras tenemos que defender el cuidado y decirle a la sociedad que queremos cuidar.

¿A qué esperas para descargárte la revista y comenzar su lectura? Hazlo aquí desde este enlace