La enfermera Marta Ruiz Gómez-Pimpollo ha investigado cómo detectar a mujeres víctimas de trata y ayudarlas a salir adelante.

Marta Tuiz Gomez Pimpollo

La trata de personas afecta al 90 por ciento de las mujeres que sufren explotación sexual en España, uno de los países de Europa con mayor número de víctimas. Tras entrar en contacto con esta realidad, la enfermera Marta Ruiz Gómez-Pimpollo, decidió realizar sobre este tema su trabajo de fin de grado en la Facultad de Enfermería de Ciudad Real de la Universidad de Castilla La Mancha. "La esclavitud, la trata de seres humanos, es el gran delito olvidado en nuestra sociedad. Día tras día, miramos para otro lado y aún en el siglo XXI, estamos concienciándonos de la violencia machista", denuncia. El resultado de la investigación, tutorizada por el profesor Antonio Gordillo Rozas, es una propuesta de protocolo para ayudar a las enfermeras a detectar y atender a quienes sufren esta lacra.

"Mientras estudiaba Enfermería, comencé a trabajar en el proyecto Perla, una iniciativa llevada a cabo en colaboración con la ONG malagueña Diaconía, para acompañar a estas mujeres, ayudarles y asesorarles si quieren salir de ahí y comenzar una nueva vida. También viajan a Marruecos, donde localizan a posibles víctimas de trata, y las forman en jornadas sanitarias. Yo fui con ellos en varias ocasiones y vi la gran necesidad que teníamos y el desconocimiento de los sanitarios sobre trata. Tuve claro que quería trabajar sobre ello. Los enfermeros debemos estar preparados para detectar a las víctimas y ayudarlas de alguna manera".

"La esclavitud, la trata de seres humanos, es el gran delito olvidado en nuestra sociedad. Día tras día, miramos para otro lado y aún en el siglo XXI, estamos concienciándonos de la violencia machista", denuncia Marta Ruiz

El abordaje de la trata de personas desde la enfermería apenas cuenta con bibliografía propia. Así que Marta lo primero que hizo fue un estudio sobre el conocimiento de esta realidad que tienen las enfermeras de Ciudad Real. "El 95% no conoce ninguna guía para la atención de presuntas víctimas de TSH y el 60% tampoco sabe si existe algún indicador para detectar mujeres explotadas sexualmente. Además, el 43% de los encuestados no tiene ninguna formación acerca del tema y solicita la creación de un protocolo de actuación", resume Marta.

En España, apenas existen protocolos de este tipo y cuando los hay son muy parecidos a los relacionados con la violencia machista y el maltrato. "Ofrecen poca información específica, ya que no tiene nada que ver una víctima de maltrato con otra de esclavitud sexual. Los indicadores que se deben de tener en cuenta son diferentes". En su trabajo fin de grado, Marta Ruiz Gómez-Pimpollo plantea un documento que ayuda a  detectar a mujeres que sufren trata con fines de explotación sexual, darles atención sanitaria precisa, ofrecerles protección y derivarlas a otros profesionales. "El protocolo consta de tres fases: observación de diversos indicadores para la detección, entrevista con la víctima e intervención multidisciplinar".

Marta Ruiz Gómez-Pimpollo

Los cuidados específicos de la enfermería
"En la lucha contra la trata nos queda mucho camino que recorrer, pero todos podemos poner nuestro grano de arena", asegura Marta Ruiz Gómez-Pimpollo. Al respecto, asegura que el protocolo elaborado en su trabajo fin de grado profundiza en los cuidados de enfermería. "Observa a las víctimas de trata de una forma holística. Los cuidados que les ofrezcamos, tanto físicos como psicológicos, son muy diferentes a los que prestamos a las mujeres que no están siendo explotadas", matiza.

La necesaria sensibilización y formación de las enfermeras
"Este protocolo es una aportación para sensibilizar y concienciar a la sociedad sobre la realidad de las mujeres que sufren explotación sexual. Sé que el documento aún tiene mucho que mejorar, pero con él intento manifestar la necesidad de que los profesionales sanitarios y, sobre todo nosotras, las enfermeras, sepamos que tenemos que darle esa protección y que las víctimas perciban los servicios de salud como un lugar seguro al que acudir.Es necesario que ellas sepan que allí se las va a proteger y a comprender", afirma Marta Ruiz Gómez-Pimpollo.

Trabajo finalista de los Premios ED 2017
El trabajo fin de grado de Marta Ruiz Gómez-Pimpollo, 'Protocolo para la detección de víctimas de trata de seres humanos con fines de explotación sexual', fue finalista de los Premios Enfermería en Desarrollo 2017. Ahora, Marta quiere seguir profundizando en el tema para mejorar el protocolo y el trabajo de la enfermería. Para ello está abierta a propuestas de colaboración y a constituir, si fuera necesario, un equipo de trabajo con otros enfermeros o profesionales que tengan conocimiento sobre la materia.


Lee el reportaje completo en la revista Enfermería en Desarrollo
El trabajo de Marta Ruiz Gómez-Pimpollo sobre la trata de mujeres forma parte de un monográfico sobre igualdad de género y violencia machista, publicado en el nº 17 de la revista Enfermería en Desarrollo, correspondiente a los meses de marzo a mayo de 2018. 

y lee todos los contenidos.