El Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid cuenta con un programa de promoción basado en el aprendizaje y servicio.

donacion

Es  una apuesta de futuro que trabaja valores como la responsabilidad, el compromiso, la autoestima, la autonomía o el trabajo en equipo. Todo ello, a través de pequeñas acciones individuales realizadas en el presente que cambian el futuro. Estas son algunas de las líneas definitorias del proyecto de fomento de la donación de sangre entre estudiantes de enseñanza secundaria promovido por el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid. Para ello, trabajan con propuestas de aprendizaje y servicio donde los escolares son los verdaderos protagonistas. "Lo realmente importante son los alumnos, que las actividades les aporten conocimiento y que se formen en valores. En nuestro caso, promovemos con ellos la educación para la salud en un aspecto tan necesario como la donación de sangre", subraya Pilar de la Peña, responsable del área de promoción del Centro de Transfusión. "La principal motivación es el compromiso y la ilusión que muestran los chicos. Están acostumbrados a que les digan que son el futuro de la sociedad. En cambio, con este tipo de proyectos sienten que forman parte del presente, pues trabajan en tareas positivas para su entorno y su comunidad, fomentando la donación de sangre", subraya Rafael Peñafiel, enfermero del Centro de Transfusión.

Los valores del programa

Crear conciencia y participar en la educación en valores es el objetivo del programa de aprendizaje y servicio de fomento de las donaciones. Para ello, desarrollan actividades que conciencian al alumnado y a la ciudadanía sobre la importancia de hacerse donantes; favorecen el aprendizaje de competencias básicas y contenidos curriculares en sus asignaturas o el fomento de la solidaridad y la conciencia cívica de los ciudadanos. 

En septiembre de 2019 el programa inicia su séptima edición. Este año estarán presentes en 13 institutos de toda la Comunidad de Madrid. "A principios de curso solemos tener una primera reunión en la que organizamos los objetivos, tiempos y acciones que vamos a llevar a cabo. Por ejemplo, los talleres que impartimos las enfermeras desde el Centro de Transfusión sobre la importancia de la sangre, su historia, la determinación del grupo sanguíneo... y a partir de ahí comenzamos a rodar, manteniendo un contacto permanente", explica Pilar de la Peña. "Trabajamos con la metodología de aprendizaje y servicio. Siempre aprenden algo relacionado con su desarrollo curricular, con las materias que van a ver. Por ejemplo, en Biología el temario está relacionado con la sangre, sus funciones, el aparato circulatorio y nosotros entramos como clase extra; en Matemáticas y Estadística, conocen el número de donaciones en su entorno y extraen el perfil del donante; en Lengua, desarrollan una campaña para transmitir un mensaje concreto, estudiando cómo van a hacerlo, cómo van a hablar en público... Esto último es un taller de comunicación, realizado con el apoyo de los responsables de prensa del Centro de Transfusión. Y así con todas las asignaturas. El único límite es la imaginación", añade Pilar.

De forma paralela van enfocando la actividad que cada grupo va a realizar para fomentar la donación de sangre en su entorno, según explica Rafael. "Son los chicos con sus profesores los que tienen que ver qué necesidad hay en su barrio o en su instituto y plantear una acción para paliar ese problema. La donación de sangre es un buen argumento, pues los chicos saben que es necesaria. Es raro que no tengan a un familiar al que hayan operado y que no haya necesitado sangre. Ellos perciben como un problema la necesidad de aumentar el número de donaciones y deciden trabajar para resolverlo a través de campañas de sensibilización, con carteles, vídeos o charlas en asociaciones. El proyecto termina con un maratón de donaciones que tiene lugar en su hospital de referencia. Ese día se ponen sus batas y promueven entre los ciudadanos las donaciones, poniendo en marcha así todo lo que han aprendido durante el curso".

Transfusiones webA lo largo de estos años numerosas han sido las iniciativas emprendidas por los estudiantes. Entre ellas destaca la campaña en redes sociales "Estás a un click de salvar una vida", emprendida por el IES Cardenal Cisneros de Alcalá de Henares, Premio Aprendizaje y Servicio en 2017; o también el concurso de microrrelatos organizado por distintos centros de San Fernando de Henares y Coslada, que dio lugar a la impresión de un libro con 25 historias breves repartido en la Comunidad de Madrid con motivo del Día Mundal del Donante de Sangre, por destacar algunas. "Un aspecto muy interesante de todas estas iniciativas es el impacto que tienen en toda la comunidad, no solo en los chicos, sino en los docentes, los ayuntamientos, los hospitales... Todos nos beneficiamos", subraya Rafael. "Son numerosos los beneficios: la formación de los chicos, el servicio que prestan a la comunidad, el aprendizaje que les supone de responsabilidad y solidaridad y, por supuesto, el aumento de las donaciones, especialmente cuando se organizan los maratones. No hay nadie más convincente que un niño o una niña diciéndote que debes donar", completa Pilar.

Fomento de la donación en las Escuelas de Enfermería

Uno de los proyectos que quieren emprender desde el Centro de Transfusión de Madrid es mejorar la formación de las propias enfermeras en temas relacionados con la donación, según adelanta Pilar de la Peña. "Existe un profundo desconocimiento no solo de la donación de sangre, sino también de donación de plaquetas, plasma o médula. Son nuestras compañeras de Atención Primaria o Especializada las que pueden transmitir esa información a los pacientes y sus familiares. Para ello, necesitan conocer con detalle el tema, saber de qué hablas, qué grupo sanguíneo es más necesario, cuál es menos frecuente, si es mejor donar plaquetas o plasma... Queremos llegar al conjunto del colectivo enfermero de la Comunidad de Madrid, pues con ellos tendremos miles de promotores de donación". De hecho, uno de los objerivos del departamento de promoción del Centro de Transfusión de Madrid es visibilizar el papel de la enfermería. "Desde que comenzamos a trabajar teníamos claro que queríamos darle contenido a la promoción, algo que antes no ocurría. No había interés en la promoción y educación para la salud. Además, atender a un donante no es solo pinchar una vena. El donante es una persona que tiene sus necesidades y para eso está ahí también la enfermera. Cuidarlo es fidelizarlo".

Visitas al Centro de Transfusión, uno de los activos del programa

La visita de los escolares al Centro de Transfusión de Madrid es una de las actividades destacadas. Así la describe Rafael Peñafiel: "El procesamiento de la sangre es lo que más les llama la atención, pues perciben la magia de cómo centrifugamos, separamos y conservamos. Esto solo lo pueden ver aquí". Además de los estudiantes de enseñanza secundaria, también suelen visitar las instalaciones alumnos de formación profesional como técnicos de labotatorio, técnicos de cuidados auxiliares de enfermería o de anatomía patológica. "Un laboratorio de serología o hematimetría puedes verlo en un hospital, pero el conjunto del procesamiento de la sangre donada solo pueden observarlo aquí", destaca Rafael Peñafiel.

1.200 escolares

En el curso 2018-2019 participaron más de 1.200 estudiantes de Enseñanza Secundaria de trece institutos diferentes en las actividades organizadas por el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid para promover la sensibilización sobre la donación de sangre. "Con ellos estamos trabajando para que se conviertan en futuros donantes una vez cumplan los 18 años. A través de la formación conseguimos que en el futuro se planteen donar", destacan los responsables del proyecto, Pilar de la Peña y Rafael Peñafiel. "Este año llegamos a nuestra séptima edición y seguimos trabajando con todos porque esto engancha. Incluso queremos ir más lejos, con el fomento de la la donación de médula también".

actividades donacion actividades donacion 2