Fundada en 1917 por Onofre Juaneda como una clínica pionera en su tiempo, hoy es el nombre de una red asistencial centrada en los residentes y los turistas de Mallorca y Menorca.

  001 cmyk  
  Un siglo después de su fundación, no se conserva nada del edificio original construido por Onofre Juaneda, en 1917, cuando llevó a Palma las últimas innovaciones en cirugía y radiología. Sí ha sobrevivido al paso del tiempo el apellido Juaneda, actual imagen de marca del grupo.  

"A un kilómetro y medio del centro de la capital (Palma) y a 60 metros de altura sobre el nivel del mar, lejos de todo ruido, rodeada de 12.000 metros cuadrados de terrenos con jardines, bosque de frondosos pinos, grutas, etc. Fuera completamente de la población y a su borde.
Sentada en la cúspide de un cerro, no tiene obstáculo alguno que estorbe la mirada... Domina la campiña... y en segundo término la cadena de montañas... y más allá nuestra espléndida bahía... y la montaña de Bellver con su histórico castillo...

Aire seco y puro dada su elevación y perfumado por los jardines y pinos, hacen de su situación un punto ideal de salubridad para un verdadero sanatorio...
Disponiendo de solar suficiente he procurado apartarme completamente de los planos usuales. Así, al ingresar en ella parece que se llega a un chalet de recreo. En lugar de corredores con portales en los lados hay grandes salas para cada habitación y los enfermos quedan tan aislados unos de otros que no se molestan. Las familias tienen la impresión de que viven solos en el chalet, aun estando llena la clínica". Son algunas de las principales características de la Clínica Juaneda, construida en 1917 en Palma de Mallorca. La descripción es obra de su fundador, el doctor Onofre Juaneda, en un manual sobre las bondades del centro impreso en 1920. Casi un siglo después, el apellido Juaneda da nombre a una red asistencial con implantación en Mallorca y Menorca que ha evolucionado paralelo a la historia contemporánea de las Islas Baleares, de sus habitantes y de su turismo, especialmente el extranjero.

 "La clínica aún conserva algunos espacios sin esquinas, manteniendo la idea original de Onofre Juaneda, de eliminar espacios y materiales como cortinas que pudiesen acumular polvo y convertirse en un foco de infecciones", describe Toni Riera Planells, director de Enfermería de la actual Clínica Juaneda, a modo de ejemplo del carácter pionero del centro en su tiempo. La higiene, la asepsia y la esterilización fueron las bases sobre las que se construyó el edificio en 1917. Su propietario llevó así a Palma los conocimientos que había adquirido durante su formación en Madrid, Londres y París. "Era una persona obsesionada con la asepsia", recuerda. "Tras el alta de cada paciente hacía desmontar, limpiar y desinfectar todos los muebles. Fue un pionero en la cirugía y el radiodiagnóstico". De hecho, tenía un gramo de radium con el que trataba a personas con cáncer de próstata, matriz y epiteliomas cutáneos. Incluso poseía un aparato de rayos x. El edificio original tenía tres plantas. En la baja se ubicaban tres quirófanos, dos salas auxiliares, el laboratorio, salas de espera, la cocina y la fonda y un ascensor para los dos pisos superiores, donde se encontraban las habitaciones de los pacientes. Al ser una iniciativa privada, la mayoría de los pacientes eran las personas pudientes de la isla.

Mallorca
 A la izquierda, imagen de la clínica Juaneda en los años 70. En el centro, el mismo edificio a finales del siglo XX, tras su gran reforma en los años 90. A la derecha, imagen actual de la clínica
 

La trasnformación

Mucho ha cambiado la configuración original de la Clínica Juaneda a lo largo de estos cien años, con el fin de adaptarse a las necesidades de cada momento, tal y como describe su actual director de enfermería, Toni Riera. "Es un emplazamiento pionero. Por la tarde, que se ve mejor, observamos incluso la isla de Cabrera, la bahía y una parte del castillo de Bellver, con su bosque. Aunque ahora los alrededores están llenos de edificios, antes no había nada. Era una ubicación ideal, cerca de Palma, un lugar rodeado de tranquilidad, con aire puro, donde los pacientes podían descansar".

Otro de los signos de la historia de la clínica es el control de enfermería. "Aunque tenemos tres plantas de hospitalización, con 95 camas, el edificio nunca ha sido pensado como hospital, con un control de enfermería en el centro y dos salas. Aquí tienes el control y después diferentes ramas y pasillos con las habitaciones. Nos hemos adaptado a la estructura original".

El hospital de los extranjeros

   
  MALLORCA, AÑO 1917  
  021 cmyk  
  "La Clínica Juaneda representa para Mallorca un gran progreso, y de ello debemos mostrarnos satisfechos todos, ya que viene a llenar un vacío que se dejaba sentir desde hace mucho tiempo". Esta reflexión la publicó la revista semanal ilustrada 'Baleares" en su sección de ciencia en diciembre de 1917, el mismo año de la inauguración del hospital.  

Tras el paréntesis de la Guerra Civil y la posguerra, en el que se convirtió en clínica naval del ejército, el hijo de Onofre, Juan Juaneda, recuperó la propiedad a mediados del s. XX. Empezó a atender a los turistas que comenzaban a llegar a Palma. "Necesitaban una atención especial. Si iban a la Seguridad Social no entendían el idioma. Entonces no había paquetes de seguro ni nada. Desde entonces se nos conoce como la clínica de los extranjeros. Desarrollaron una política expansiva basada en ir a buscar a los pacientes y no esperar a que vinieran. Llegaron a acuerdos con los hoteles y crearon la figura de los médicos de hotel, que atendían las urgencias, hacían una primera valoración y si era necesario derivaban el caso al hospital".

A finales de los 80, nace la Red Asistencial Juaneda, con servicios como dispensarios a pie de playa y un modelo de atención de urgencias. "Igual que en los centros comerciales de la costa hay un establecimiento de regalos o una heladería, abres un despacho con un recepcionista y un médico, en ocasiones también con una enfermera para extracciones y analíticas, toma de constantes, atención a enfermos crónicos en los hoteles... Creamos una red para que igual que el turista va al supermercado más cercano vaya al centro sanitario que tenga más accesible".

Un siglo después de su creación, Juaneda ha dejado de ser un apellido familiar u se ha convertido en una marca que mantiene su esencia inicial y agrupa 5 hospitales, 37 centros de urgencias, 12 clínicas dentales y 10 de fisioterapia, en Mallorca y Menorca, donde gestiona 458 camas, 36 camas de UCI y 27 quirófanos. "Han sido 20 años de expansión gracias a la visión del actual presidente, el Dr. Joan Alguersuari Bes, bajo el lema 'cuida al paciente como cuidarías a un familiar'", concluye Toni Riera.

 

Juaneda cmyk
Un siglo después de su fundación, Juaneda mantiene sus valores originales por el cuidado

 

ENFERMERAS DE OTROS PAÍSES

Con el enfoque de la clínica Juaneda para atender a los turistas extranjeros en los años 60, comenzaron a llegar a Palma enfermeras y auxiliares procedentes de países como Alemania, Inglaterra, Holanda y los países escandinavos. "Comenzaron a apoyar el trabajo de las Hermanas de la Caridad de San Vicente, quienes hasta entonces habían desempeñado las funciones de la enfermería. Llegamos a tener a una enfermera, Carlota, que hablaba diez idiomas. Posteriormente, con la profesionalización de las enfermeras españolas, pasaron a trabajar como relaciones públicas, administrativas y recepcionistas".