La categoría “Trabajo enfermero” premia las iniciativas surgidas para mejorar las condiciones de trabajo de las enfermeras. Conocemos, a continuación, a los dos candidatos finalistas:

ValdecillaEl Hospital Universitario Marqués de Valdecilla es uno de los candidatos finalistas, por el proyecto “Jueves Enfermeros Valdecilla, una estrategia de liderazgo para generar cambio”.

Los Jueves Enfermeros Valdecilla son un espacio para la reflexión y el aprendizaje, en forma de sesiones clínicas de enfermería de periodicidad mensual, donde se tratan temas de actualidad en torno al liderazgo, la profesionalidad, el compromiso y desarrollo de los profesionales con el cuidado enfermero.

“Estas sesiones buscan el impacto en la manera de pensar y en el comportamiento como profesionales responsables y capaces de generar influencia en las personas, favoreciendo respuestas tanto de organización como de coordinación a las necesidades de los pacientes y de la sociedad. Se pretende además que sea un espacio abierto interactivo en el que los profesionales puedan participar”, explican los responsables del hospital.

SedenLa Sociedad Española de Enfermería Nefrológica (SEDEN) es la segunda finalista, con su candidatura “Procedimientos y protocolos con competencias específicas para enfermería nefrológica”.

Este trabajo desarrolla un manual de procedimientos y protocolos de actuación para Enfermería Nefrológica que permite idéntica aplicación en la totalidad de unidades nefrológicas, tanto públicas como privadas en todo el territorio español. Está basado en la evidencia científica y define las competencias específicas que se requieren para aplicarlos con plena autonomía y sin riesgos para el paciente.

“En un contexto sanitario incierto, el proyecto emprendido hace dos años, es una realidad. Culminado tras dos años de esfuerzos altruistas en su totalidad, continuados y coordinados, beneficiará a la totalidad de personas con enfermedad renal de nuestro país, unos 24.000 y a sus familias, en el contexto de los pacientes crónicos, que conllevan comorbilidades y alto nivel de complejidad en la atención; beneficiándoles independientemente de políticas sanitarias territoriales; con cuidados de Enfermería eficaces, seguros, sostenibles y homogéneos, disminuyendo la variabilidad clínica y unificando criterios de actuación”, explican en SEDEN.