La revista de Enfermería en Desarrollo me pide que cuente mi experiencia como persona que ha sufrido un infarto agudo de miocardio y hacerlo en relación a la profesión de enfermería.

A veces, los hechos de la vida cotidiana abandonan su aparente normalidad para sorprendernos y emocionarnos. Es lo que me ocurrió cuando conocí el homenaje del pueblo de Torremocha a Amparo Ruiz Arriazu como reconocimiento de su trabajo con los vecinos durante el último cuarto de siglo.

Una de nuestras responsabilidades como profesionales de la salud es aprender a identificar estereotipos y prejuicios como primer paso para modificarlos. Tenemos que ser capaces de reconocer y enfrentar nuestros miedos e inseguridades ante personas diferentes. Esto nos acerca a ellos y forma parte de la esencia de nuestra profesión.

Tags:

En nuestro país contamos con enfermeras y fisioterapeutas con el conocimiento y el talento necesarios para liderar la innovación y la investigación en campos como la inteligencia artificial. Es necesario situar esta cuestión en la agenda de gobiernos y empresas privadas españolas para no quedarnos atrás

Página 1 de 5