La enfermería conoce bien su campo de actuación y la población a la que se dirige,. Por tanto, es quien mejor puede decidir, desde una perspectiva científica, si una innovación conlleva una mejora y si produce un cambio en la salud de la población, evaluando los resultados alcanzados.

Por tercer año, los Premios de la Enfermería llegarán para desordenar la profesión, para poner nombres y apellidos a quienes nos hacen avanzar con su trabajo.

Se habla mucho de la empatía. A veces, se dan explicaciones tan complicadas como inútiles a la hora de llevarlas a la práctica. En mi opinión, esta cualidad se resume en la actitud que la enfermera es capaz de trasmitir al paciente: “me importa lo que te pasa y puedo ayudarte, porque voy a intentar ver las cosas desde el mismo lado que las ves tú”

La asertividad es un modelo de relación interpersonal que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás. Se trata de un comportamiento que destaca como una de las principales cualidades de nuestro colectivo profesional, que nos está permitiendo crecer como enfermeras, en un contexto incierto, lleno de trabas y dificultades.

A lo largo de esta segunda edición de los premios Enfermería en Desarrollo, hemos podido comprobar de nuevo el enorme capital intelectual que existe en nuestra profesión. Tenemos mucho que aprender, mucho que aportar a la sociedad, y mucho que enseñarnos unos a otros.