Idoia Pardavila es la primera doctora en Enfermería de la Universidad de Navarra. Su tesis desarrolla un programa para que los universitarios dejen de fumar #DiaMundialSinTabaco

Idoia 1 cmyk

La enfermera Idoia Pardavila es la primera doctora en Enfermería de la Universidad de Navarra

Un programa para dejar de fumar diseñado específicamente para estudiantes universitarios que incrementa en un 221% las posibilidades de éxito. Es el trabajo con el que la enfermera Idoia Pardavila se ha convertido en la primera doctora en Enfermería de la Universidad de Navarra. "El estudio incrementa las posibilidades de éxito, que es lo que se buscaba, y también disminuye la media de cigarrillos entre quienes continúan fumando", explica la autora de la tesis, titulada "Efectividad de un programa de cesación tabáquica para estudiantes universitarios. Estudio de intervención".

Idoia Pardavila

Doctora en Enfermería
por la Universidad de Navarra

"Como enfermeras, la escucha activa nos permite desarrollar estrategias para cambiar conductas”

Uno de los puntos clave del programa es que está diseñado específicamente para la población a la que se dirige. "Muchos alumnos comienzan a fumar en la universidad y quienes ya lo hacían previamente consolidan este hábito. Al haber tanta gente joven, quienes fuman fomentan que otros lo hagan también. Con esto en mente, empezamos a investigar qué se había hecho en el ámbito mundial y qué características tenían los jóvenes para adaptar el programa a sus necesidades. Sólo encontramos nueve ejemplos, todos en universidades de Estados Unidos, pero sólo tres de estos estudios estaban específicamente diseñados teniendo en cuenta las características de los jóvenes. Por ello, tomamos como base la teoría de la influencia triádica de Flay, un sociólogo norteamericano experto en adolescencia, jóvenes y tabaco, que señala que las circunstancias personales, sociales y políticas de los jóvenes influyen en la adicción física al tabaquismo".

El programa de Idoia Pardavila combina diferentes estrategias de educación para la salud adaptadas a la población universitaria y realizadas por una enfermera. Emplea entrevistas motivacionales, sesiones de seguimiento y distribución de material de autoayuda. "Como enfermeras tenemos una característica innata y es que vemos a las personas desde un punto de vista diferente al médico. No las abordamos con nuestra visión de experto, sino que utilizamos la escucha activa y la conversación intencional para lograr el cambio de conducta".


 

 

Ámbito universitario

Idoia Pardavila ha desarrollado su programa para dejar de fumar en ámbito universitario. "Los estudiantes no suelen ir a Atención Primaria, a menos que tengan algún problema. Mi idea sería intentar implementarlo en las universidades para que puedan acceder sin moverse de su entorno". En la investigación han participado 255 alumnos, 133 en el grupo de intervención y 122 en el de control. "Un aspecto a tener en cuenta es que este tipo de programas se suelen comparar contra nada. En mi caso, lo hemos hecho con un grupo de control que recibió una intervención similar a la que se hace en un centro de salud, con un consejo breve por un experto. También comprobamos si habían dejado de fumar con una verificación bioquímica, a través de un análisis de orina". Finalmente, 28 integrantes del grupo de intervención dejaron de fumar, frente a 8 en el de control, mientras que 62 personas también lo intentaron en el grupo de intervención frente a 58 en el de control. Además, quienes siguieron fumando en el primer grupo disminuyeron en dos cigarros el consumo medio al día. Los principales resultados están publicados en la revista científica Addiction, una publicación de referencia en psiquiatría y adicciones.

Miren foto defensa1
Estrategias de educación para la salud
 
El programa elaborado por Idoia Pardavila tiene una duración de seis meses y comienza con una entrevista motivacional. A continuación se llevan a cabo diversas sesiones de seguimiento y se vuelve a repetir la entrevista para afianzar las conductas. Por último, se complementa con la elaboración de material de autoayuda y el envío de correos electrónicos.
     
1  Entrevista motivacional. Sin motivación no se puede cambiar de hábito. Durante 50 minutos pretende que la persona encuentre la motivación intrínseca para dejar de fumar. 2  Sesiones de seguimiento grupales, ya que los jóvenes suelen tener muchas recaídas. Pretende cambiar la percepción positiva que tienen sobre el tabaco. Busca la influencia de los pares para que se ayuden entre ellos a dejar de fumar
3  Segunda entrevista para afianzar la decisión de dejar de fumar, realizada a los cuatro meses de la primera. Vuelve a incidir también en quienes no han intentado dejar de fumar. 4  Correo electrónico. Actividad no presencial realizada a los quince días del comienzo del programa, que invita a dejar de fumar y recuerda todo lo hablado en la primera entrevista. 5  Material de autoayuda disponible en internet, que incluye todos los aspectos de la teoría, tiene en cuenta aspectos personales, sociales y ambientales y apoya la autoeficacia para dejar de fumar.
Enlace a la revista Addiction