El Hospital Universitario La Paz de Madrid cuentan con un protocolo para el parto de baja intervención que prioriza las necesidades de la mujer y la autonomía de las matronas

Maternidad La Paz

Atender las nuevas demandas de la sociedad y de las mujeres y potenciar la autonomía del trabajo de las matronas son los principales objetivos del nuevo protocolo del parto de poca intervención del Hospital Universitario La Paz de Madrid. El documento regula que la enfermera especialista en Obstetricia y Ginecología es la responsable de toda la atención, como explica Pilar Pérez Gay, supervisora de partos. "La matrona lleva todo el trabajo: la dilatación, el expulsivo, el nacimiento, etc. En estos partos lo más importante es que la mujer cada vez tiene más capacidad para decidir lo que quiere o no. Es una demanda social que existe y tenemos que atenderla. La mujer cada vez interviene más en su propio proceso". Para ello, la formación previa de las embarazadas y sus parejas es fundamental, a través de la educación maternal. "Vienen muy bien informadas y ya saben lo que desean. Simplemente, les preguntamos qué les apetece más, qué idea tienen sobre su parto. En función de sus respuestas, definimos los cuidados que les vamos a dar. Cada mujer es diferente y cada parto se individualiza al máximo", añade la matrona Belén Feijóo Iglesias. "En general, requieren un trato muy personalizado. Algunas nos piden pasear, para lo que tenemos equipos sin cables... Les planteamos los diferentes modos de dar a luz: sentadas, en la cama o en otras posturas. Contamos con espejos por si quieren ver salir a su hijo. Les damos todo lo que soliciten, siempre que se respeten los parámetros de calidad".

Autonomía de las matronas
Otra de las características del protocolo es el refuerzo de la autonomía de las enfermeras especialistas en Obstetricia y Ginecología. Así lo señala Sara Puig Requesén, supervisora de partos. "Cuando el parto es normal, la matrona es la responsable de todo y dirige la intervención al completo, desde el ingreso hasta el puerperio". En esta tipología se incluye también a las mujeres que desean analgesia epidural o requieren oxitocina. "Hemos normalizado el uso de estas intervenciones, trabajándolas de manera estándar", especifica la matrona Susana Gil Núñez. "Entonces, son partos de inicio espontáneo, a partir de la semana 37, con un cuello de útero borrado en más de un 50%, 2 centímetros de dilatación y contracciones regulares. Además, hemos adoptado las recomendaciones más actuales de la OMS, las sociedades científicas y el Ministerio de Sanidad. Todo esto nos permite, por ejemplo, tener un margen de dos horas de expulsivo. Esto, aumenta mucho la calidad de la atención que damos a la mujer, pues tenemos mucho más margen de tiempo y nos permite adaptar la postura más idónea para el bienestar de la paciente".

El protocolo aumenta la calidad de la atención a las mujeres y la autonomía de las matronas, que es la responsable de toda la intervención

En cualquier caso, el protocolo también contempla los casos en los que el parto normal o de baja intervención deja de serlo debido a la aparición de complicaciones o factores de riesgo. Es entonces cuando se requiere de la presencia de otros profesionales facultativos, como los ginecólogos. "Por ejemplo, cuando aparecen alteraciones en el registro cardiotocográfico o en la progresión del parto o cuando se incumple un estándar de evolución", detalla la matrona Susana Gil Núñez.

Lactancia materna
Por otro lado, el protocolo de parto de baja intervención también contempla otra serie de actuaciones, como las referidas al fomento de la lactancia materna o el contacto piel con piel. "Fomentamos mucho la lactancia materna y el inicio precoz de la misma. Hacemos el piel con piel de manera inmediata. Ahora, queremos introducirlo también en el caso de las cesáreas. Primero lo haremos en las programadas y, posteriormente, en las urgentes", adelanta la supervisora Sara Puig. "Siempre estamos en continua observación de todo lo que la sociedad nos demanda. Es un trabajo de escucha permanente que nos permite introducir mejoras en la maternidad". Al respecto, la supervisora de partos también destaca el alto nivel de conocimiento y capacitación de todas las matronas del Hospital Universitario La Paz. "Siguen una formación continuada y actualizada, lo que ha permitido la introducción de todo este tipo de prácticas y su reflejo en el nuevo protocolo".

Maternidad La Paz 2

Una vez la comisión de calidad del hospital ha aprobado el protocolo y está totalmente introducido en la maternidad, entre las intenciones de futuro se encuentra la elaboración de un nuevo protocolo relacionado con el parto con inducción. "El trabajo en la maternidad de La Paz es muy satisfactorio, porque puedes tratar a la mujer con cuidados básicos y también ves a pacientes con una complejidad absoluta y una gran diversidad de casos", destaca Belén Feijóo Iglesias. 


Maternidad La Paz 1Una de las mayores maternidades de España
El Hospital Universitario "La Paz" de Madrid cuenta con una de las mayores maternidades de España. En la actualidad, dispone de ocho paritorios. En total, en el año 2017 registraron 5.429 partos. De ellos, 3.283 fueron eutócicos; 205 utilizaron fórceps; 203 espátulas y otros 1.738 fueron cesáreas.


La clave, el trabajo en equipo
Una de las claves del nuevo protocolo de parto de baja intervención ha sido que en su definición y diseño han participado todos los estamentos del Hospital Universitario La Paz de Madrid. "Primero, realizados sesiones formativas entre todas las matronas", detalla Susana Gil. "Estuvimos estudiando todas las recomendaciones actualizadas en torno al parto por parte de los organismos internacionales y estatales, así como por las organizaciones científicas. Esta información la adaptamos a nuestras necesidades y a las características de nuestra práctica diaria. Sobre esta base, con la participación activa de las supervisoras, elaboramos nuestra propia propuesta que, posteriormente, consensuamos con todo el equipo de facultativos. Finalmente, lo presentamos a la comisión de calidad, quien dio su visto bueno y para su puesta en marcha. Este protocolo supone un importante respaldo a nuestro trabajo como matronas".


Lee el reportaje completo en la revista Enfermería en Desarrollo
El reportaje sobre el trabajo de las matornas en el Hospital Universitario de La Paz está publicado en el nº 17 de la revista Enfermería en Desarrollo, correspondiente a los meses de marzo a mayo de 2018.

y lee todos los contenidos.