El enfermero Javier Cavia Pardo ha diseñado un dispositivo que facilita la visualización y localización de las venas con el fin de minimizar el daño al paciente en la técnica de extracción de sangre y la canalización de vías endovenosas

Hikarivein 2

Hikarivein significa 'luz de vena'. El nombre procede de la palabra japonesa 'hikari', que significa luz, y la inglesa 'vein', vena. La autora del término es la hija del enfermero Javier Cavia Pardo, para denominar el aparato inventado por su padre. Es un dispositivo que facilita la visualización y localización de las venas, consiguiendo el objetivo de minimizar el dolor del paciente cuando se realizan técnicas como la extracción de sangre o la canalización de vías endovenosas.

Javier es enfermero en el consultorio de Herrerías, un área rural de Cantabria, donde atiende a alrededor de 700 personas de los municipios de la comarca, lindante con Asturias. "Por las características de la zona, cuando surge un problema tienes que saber cómo solucionarlo, gestionando y empleando de manera eficaz los servicios que en ese momento tienes a tu disposición". Así surgió Hikarivein. "Yo me encargo de la gestión informatizada de las analíticas y extracciones. Organizo todo. Cuando te encuentras con personas con muchos problemas traumáticos, en tratamiento con corticoides, con niños o con pacientes con tratamientos de oncología... Todos tienen las venas muy quemadas y son difíciles de canalizar. Lo pasas mal. A veces, tienes que recurrir a la ayuda de otro compañero, en mi caso Guadalupe González, supervisora del centro de salud Nansa, del que depende el consultorio de Herrerías. Esta situación me llevó a diseñar el aparato, con un ángulo que permite ver toda la vena, no solo el campo de definición".

Es un dispositivo que facilita la visualización y localización de las venas, consiguiendo el objetivo de minimizar el dolor del paciente cuando se realizan técnicas como la extracción de sangre o la canalización de vías endovenosas

El dispositivo está fabricado con una impresora 3D en un poliester biodegradable, conocido como PLA, que incorpora un sistema de luces led, "cuya luz logra la transparencia de la piel", explica Javier. La forma del dispositivo, en uve, es otra de las claves. "A base de una serie de medidas, obtuvimos una configuración trapezoide, que evita que la iluminación se marche por los laterales y deja libre el centro para poder pinchar la vena".

Tras realizar el prototipo definitivo de Hikarivein, Javier ha procedido a su patente y ahora mismo está buscando financiación para poder comercializarlo. "Es un proceso muy difícil, para el que no he logrado aún ningún apoyo. Mi idea es que pueda comercializarse con un precio asequible, para que cada enfermero pueda tener la posibilidad de afrontar de la mejor manera posible una extracción de sangre o una canalización de vías en pacientes a los que es complicado detectarles las venas".

En todo este proceso, Javier manifiesta el apoyo y agradecimiento recibido de sus compañeros del centro de salud. "Me han dado mucha libertad y apoyo en todo momento e incluso han colaborado como pacientes para probar el dispositivo". Sus hijas también han desempeñado un papel importante. "Marta, que tiene 15 años, fue quien me propuso el nombre, Hikarivein, y quien me ha ayudado en el manejo de todos los programas informáticos y la impresión 3D", explica. "Siempre intento que tengan una mente abierta, tanto ella como mi otra hija, para que vean que las cosas no tienen por qué ser siempre como son, sino que se pueden imaginar de otras maneras. Intento que se pregunten el porqué de las cosas". Aplicando esta metodología fue como surgió Hikarivein, la luz para las venas.

Hikarivein 1

Inventor vocacional
El enfermero Javier Cavia Pardo es inventor vocacional. "Una pequeña idea puede mejorar el bienestar de tus pacientes y garantizar tu éxito como profesional", asegura. Así, además de Hikarivein, en estos momentos está trabajando en un nuevo dispositivo relacionado con el melanoma. "Estoy terminando de definir bien la idea. Ya tengo los primeros bocetos y la estructura más o menos definida. Será algo completamente diferente", adelanta.

Por otro lado, para difundir dispositivos como Hikarivein, Javier cuenta con una página web con más información, hikariveinprueba.webnode.es. En este sitio se puede ver en funcionamiento el dispositivo, con todas sus especificaciones técnicas.