El enfermero Ricardo Navarro comparte su experiencia en el laboratorio de análisis donde trabaja en el Puerto de Valencia, como integrantedel equipo de Sanidad Exterior y Vacunación Internacional.

Ricardo NavarroRicardo Navarro es enfermero de Sanidad Exterior en el Puerto de Valencia. Está destinado en el Centro de Vacunación Internacional desde el año 2002. Comenzó trabajando en salud pública, atendiendo a las personas que viajan al exterior de España. Pero pronto, cambiaron sus funciones. "Debido a los cambios en la legislación, aumentaron en un gran número las intervenciones y decomisos realizados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía Nacional y Guardia Civil. Hacía falta reforzar el personal en el laboratorio y me plantearon el traslado a este departamento, en el que hoy sigo trabajando".

Los profesionales se encargan del análisis de todas las drogas y sustancias estupefacientes prohibidas que les llegan. "Mi trabajo consiste en la recepción de los decomisos y su posterior análisis".

El departamento está compuesto por nueve profesionales. Ricardo es el único enfermero. El resto de compañeros son farmacéuticos y técnicos de laboratorio. Cada vez, el volumen de trabajo es más grande. De hecho, ha aumentado exponencialmente a lo largo de los últimos años, según indica Vicente Navarro, con un ejemplo significativo. "Cuando me incorporé, aquel año, hasta diciembre, habían incautado alrededor de 14.000 decomisos. Estamos hablando de 1.200 al mes. Esta cifra es la que se registra en estos momentos en una sola semana. Por ejemplo, a finales del año pasado, la suma total estaba cercana a los 55.000 casos. De ellos, el 99,9 por ciento son sustancias prohibidas".

En el puerto de Valencia, se encargan de los decomisos y análisis de esta provincia y también de Castellón. Aproximadamente, cada día, recibimos para su análisis alrededor de 250 decomisos. De manera excepcional, debido al aumento del paso de personas, esta cantidad también se incrementa cuando tienen lugar en la Comunidad Valenciana grandes acontecimientos de carácter deportivo o musical, con asistencia masiva de público llegado de otros lugares.

Las medidas de seguridad y el respeto estricto de los protocolos son dos de las características del trabajo realizado por el enfermero Ricardo Navarro en Sanidad Exterior en el Puerto de Valencia

La seguridad en el trabajo es una de las premisas del día a día de Ricardo. "Llevamos a cabo muchísima prevención de riesgos y tenemos unos altos niveles de control. Se trata de un aspecto que seguimos con el máximo rigor y en el que hemos avanzado y mejorado en una gran cantidad de aspectos a lo largo de los últimos años". Además, también es muy importante el cumplimiento de todos los protocolos. "Tenemos diferentes procesos de actuación. Por ejemplo, si el decomiso viene por vía judicial tenemos que respetar cuestiones como la custodia, para que no se rompa, así como garantizar al máximo la exactitud de los análisis, pues en muchos casos de su resultado depende que la persona a la que se le haya incautado una determinada sustancia vaya a la cárcel. En otros casos, los más leves, pues la intervención puede derivar en una sanción".

De manera puntual, Ricardo Navarro también apoya a sus compañeros del servicio de vacunación internacional, en los momentos en los que aumenta la demanda. "Es un trabajo que está bastante bien", asegura, al hablar sobre todas sus funciones.

Conciliación
Ricardo accedió al Centro de Vacunación Internacional del Puerto de Valencia debido a que esta plaza le permitía conciliar la vida familiar y personal con la carrera profesional. "Las condiciones laborales me permitieron desarrollar también mi segunda actividad y gran pasión, pues hasta el año pasado fui entrenador de fútbol". Llegó a entrenar a equipos de Tercera División como el Buñol. "Tuve como compañeros de promoción en el curso de Murcia a Pepe Bordalás, hoy entrenador del Getafe, y a Juan Ignacio Martínez, ex entrenador del Levante", recuerda. "He estado veintidós años entrenando. Pero ya estoy retirado. Por cuestiones personales, la vida cambia, ya no tienes los mismos medios y surgen otras prioridades", explica. En estas dos décadas, el enfermero valenciano puede presumir de haberse enfrentado, en categorías inferiores, a jugadores internacionales como Santi Cazorla, hoy futbolista del Arsenal, o Jorge Molina, quien tras ser uno de los máximos goleadores del Real Betis hoy defiende la camiseta del Getafe en Primera División.